El Corte Inglés convierte sus centros comerciales en almacenes para ecommerce

El Corte Inglés ha puesto en marcha durante este mes de octubre su nueva y ambiciosa estrategia de logística omnicanal, que busca potenciar la venta online apoyada en su estructura de casi un centenar de centros comerciales. A este nuevo sistema de organización logística y entrega de compra lo ha bautizado como Red de Suministro Digital (RDS) y, según ha revelado Ivan Martín, director de Cadena de Suministro, durante el Congreso Aecoc Supply Chain celebrado ayer, constituye una de las principales bases sobre la que todo el grupo El Corte Inglés inicia su proyecto de transformación digital. Con el despliegue de esta nueva estructura logística, el grupo podrá abordar planes de optimización de la gestión a nivel interno y, además, presentar renovadas propuestas comerciales digitales. Así, ya para enero prevé el lanzamiento de una aplicación móvil (App) de venta y consulta, dirigida al consumidor final, con la más moderna tecnología.

El principal cambio que realiza El Corte Inglés en esta estrategia para atender al cliente omnicanal es convertir sus 94 centros comerciales en puntos de almacenaje desde los que se prepararán y saldrán a destino las compras realizadas online. De esta manera, «aprovechamos que la mercancía se encuentra muy cerca de la población», señalaba Iván Martín, haciendo referencia a la capilaridad de su engranaje comercial, repartida por 54 ciudades, que le permite tener un 90% de la población española a menos de 60 minutos de sus centros, y un 50%, a menos de 15 minutos. «Todos los centros comerciales pueden servir y entregar al cliente cuando quiera», mencionaba Martín. Así, la opciones se mueven desde entregas en dos horas, al día siguiente, o con selección de fecha y franja horaria a elección del comprador.

Hasta ahora, El Corte Inglés atendía el servicio al comercio electrónico de la mercancía general desde un área de fulfillment habilitada en su plataforma logística de Valdemoro (Madrid), mientras para alimentación cuenta con un almacén específico en Coslada (Madrid). Desde Valdemoro podía surtir una gama de 650.000 referencias, con entregas en 24 y 48 horas, mientras desde Coslada ya llegaba a atender en el mismo día. Con la nueva RDS las opciones se abren a la totalidad del surtido de El Corte Inglés, con 1,5 M de referencias de 1.500 marcas, y plena integración online y offline, para mercancía general y alimentación. «El surtido es un activo principal de la compañía», revelaba Martín, «uno de sus elementos diferenciales», junto a la cercanía geográfica al consumidor. Con el proyecto omnicanal, «podemos globalizar nuestro surtido y nuestro stock; no hay limitaciones», remarcaba Martín.

El Corte Inglés refuerza el marketplace

Pero a todo ello añadir las importantes opciones de desarrollo generadas para el marketplace de fabricantes, desde donde los proveedores pueden ofertar su catálogo y realizar venta y entrega directa a partir de ahora, lo cual tiene potencial recorrido con la incorporación de nuevas empresas. El Corte Inglés quiere competir así en uno de los segmentos de negocio de mayor fortaleza para su rival pure player, Amazon. «Los proveedores crecen y crean marca con nosotros», apuntaba Iván Martín.

Se multiplican también las posibilidades para la entrega de la compra a elección del cliente, incluyendo el domicilio, el centro comercial y los puntos de conveniencia en los que se convierten los más de 3.500 establecimientos del grupo El Corte Inglés (incluyendo Hipercor, Supercor, Bricor, Sfera, Viajes, Óptica 2000, etc.) y de Repsol, red de gasolineras con la que mantiene un acuerdo. Algunos de estos centros tienen habilitados, además, puestos de recogida «Click&Car».

Listos para el «Black Friday» y Navidad

El Corte Inglés viene trabajando desde hace tiempo en la orientación definitiva de su estrategia omnicanal, pero ha sido en los últimos 9 meses cuando se ha ejecutado de forma decidida, en una planificación en la que han estado involucradas más de 100 personas. Todo con el objetivo de llegar a tiempo a la próxima campaña de Navidad, cuyo pistoletazo de salida lo dará el «Black Friday» (23 de noviembre).

La nueva organización logística basada en los centros comerciales ha supuesto, en cuanto a infraestructura, la instalación en cada uno de ellos de equipos de picking especializados, de soluciones de software específicas, tecnología RFID y el diseño de una gestión dinámica del stock. En lo relativo al transporte, ha incluido el establecimiento de nuevos sistemas de reparto, basados en algunos casos en start-ups. Todo ello con el objetivo añadido de mantener el control a lo largo del proceso completo y ganar en agilidad.

Si te ha gustado comparte está noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp