Metodología Lean en Servicios:
El Poder que Optimiza

La metodología Lean tiene origen en la mejora de eficiencia de procesos y tuvo su origen por Taiichi Ohno, director y consultor de Toyota en Japón. Está metodología busca reducir los desperdicios mediante optimización de procesos, que a su vez genera mayor velocidad y eficiencia en los procesos. 

Si bien la Metodología Lean evolucionó en el sector logístico, tiene herramientas bastante útiles que pueden ser empleadas en cualquier empresa de producción o servicios, y a su vez, aplicada en todos los departamentos. Su responsabilidad conlleva a todos los niveles y etapas de la empresa. Si estás involucrado en Administración, Marketing, Recursos Humanos o algún negocio propio existen 3 principios claves tomados de la Metodología Lean que podrás implementar: 

1. Busca calidad  

La idea principal es lograr procesos, productos o servicios sin defectos y en buena calidad, primero para dar el mejor producto al cliente interno o externo, y segundo, porque ayudará a reducir costes en envío, reparación o devolución.  

2. Elimina desperdicios  

Estudia tus procesos, elimina todas las actividades que no generan un valor añadido, optimiza tus canales de comunicación, entrega o atención, gestiona mejor el trabajo y enfoca tus recursos en actividades que si lo aportan y dejarán a tus clientes satisfechos.  

3. Mejora continua  

En todo momento se puede buscar formar de optimizar recursos, reducir costes y mejorar la calidad, busca la eficacia en todo momento. Establece puntos de control y crea eventos de mejora continua en la cadena de procesos. Recuerda: siempre se puede mejorar.  Una a vez que establezcas objetivos de mejora, concretos y medibles, crea eventos de Mejora Continua para mejorar proceso por proceso. Recuerda que aquello que no medimos, no podemos mejorar. 

Nuestro programa de formación Lean está diseñado para que el participante Lean desempeñe su rol como soporte o supervisión en proyectos de mejora mediante la aplicación de los principios Lean, selección de proyectos y uso de las técnicas y herramientas necesarias para el desarrollo de dichos proyectos. 

Su área de aplicación puede ser: áreas de gestión de planificación, proyectos de mejora para reducción de actividades sin valor añadido, reducción de los excesos de producción, reducción en tiempos de espera, retrasos, inventarios, defectos, desplazamientos innecesarios, calidad o proyectos de mayor complejidad. 

¿Estás listo para implementar Lean en tu empresa?

Conoce nuestros programas personalizados para tu empresa, somos los primeros en obtener la certificación AENOR para la Formación en Lean y Six Sigma.

Si te ha gustado comparte está noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ir arriba